Empresa

Fábrica de embutidos, productos curados y salazones situada en Villadangos del Páramo donde comprar embutidos típicos de León. Las mejores materias primas y una elaboración artesanal dan como resultado una excelente calidad en nuestros productos y elaborados cárnicos.

Historia

Cárnicas Anjos nace hace más de tres décadas en Sanfelismo (León) para trasladarse en el año 2014 a sus nuevas instalaciones en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo. Nuestra fábrica de embutidos, productos curados y salazones está situada frente al Polígono de Villadangos y en pleno Camino de Santiago, a menos de 20 kilómetros de León.

Formada por un equipo de profesionales altamente experimentado, nuestra fábrica es un referente en la provincia y sinónimo de tradición. En la actualidad, desde nuestras instalaciones, abastecemos a clientes muy diversos, desde grandes superficies, supermercados, distribuidores y servicios de catering, hasta pequeñas carnicerías, hostelería y particulares en todo el territorio nacional.

La inversión en nuestras modernas instalaciones nos ha permitido crecer tanto en capacidad de producción como en control de calidad. Fabricamos un amplio abanico de referencias: productos cocidos, curados y ahumados derivados del cerdo, que cubren la exigente demanda del mercado.

Nuestra esencia es la fabricación artesanal de los productos, que recuerda los tiempos de la matanza casera, conservando las tradiciones heredadas en la elaboración, un saber hacer que se ha trasmitido a lo largo del tiempo.

Tenemos un compromiso férreo con la calidad que implica rigurosos controles sanitarios e higiénicos del proceso de producción. Nuestra principal responsabilidad es garantizar el más alto grado de seguridad alimentaria y proteger, de esta manera, a clientes y consumidores.

Apuesta por lo natural y artesano

Cárnicas Anjos ofrece a sus clientes una amplia gama de productos tradicionales conservando el sabor típico de nuestra tierra:

  • Productos cocidos: sajonia, paleta asada y chorizo criollo. Se trata de alimentos bajos en grasas y con alto valor energético que son adecuados en la alimentación de niños y personas con un elevado desgaste físico.
  • Embutidos típicos de León: el chorizo y la cecina son los más valorados, sin olvidar el lomo, el salchichón y la morcilla. Todos ellos protagonistas de la gastronomía leonesa.
  • Productos curados: panceta, costilla, lacón, botillo, orejas, patas y lenguas. El saber hacer, los condimentos y el tiempo de curación garantizan el mejor sabor de siempre.

Ninguno de estos elaborados cárnicos contiene gluten ni otros ingredientes susceptibles de causar alergias o intolerancias alimentarias. Apostamos por productos artesanales y con un proceso de elaboración lo más natural posible.

Las claves del crecimiento y expansión de Cárnicas Anjos

Nos avalan más de 30 años de experiencia en el sector cárnico, y estos son algunos de los puntos claves en el crecimiento de Cárnicas Anjos:

  1. Infraestructura material: instalaciones adaptadas para acoger el proceso completo de elaboración cárnica. Contamos con sala de despiece, cámaras frigoríficas, secaderos naturales, cámaras de ahumado y sala de envasado, además de una flota de vehículos isotermo para el transporte en frío de la mercancía.
  2. Selección minuciosa de las materias primas con el propósito de conseguir productos de primera calidad. Despiece de la carne realizado por manos expertas y máxima exigencia en su manipulado.
  3. Producto 100% español: contamos con proveedores locales que garantizan que los productos que salen de nuestra fábrica sean enteramente nacionales y de una categoría superior.
  4. Elaboración artesanal: conservamos el estilo tradicional de la cultura leonesa que utilizaban nuestros antepasados en la fabricación. Buen hacer, atención a cada detalle y respeto máximo de los ingredientes dan como resultado la excelencia.
  5. Zona geográfica: el clima de la provincia de León se distingue por sus inviernos fríos y prolongados, unas condiciones idóneas para la curación natural de embutidos y otros elaborados. Contamos con una ubicación privilegiada también para la distribución logística de nuestros productos.
  6. Secaderos naturales y ahumado: en nuestras salas de secado natural se supervisa el proceso de curación y maduración de nuestros productos. Dejamos cada pieza el tiempo necesario hasta obtener el punto justo de curación. Asimismo, se ahúman con leña de roble otorgándoles un aroma muy característico.
  7. Óptima relación calidad-precio: la exclusión de los intermediarios en el proceso de compra asegura una relación calidad-precio excelente.
  8. Atención al cliente: trato familiar, llano y cercano con nuestros clientes, con los de siempre y con los que nos visitan por primera vez. Dirigirse directamente al fabricante tiene numerosas ventajas, entre ellas obtener respuesta a sus preguntas de forma inmediata. Comunicación ágil y sin esperas.

En resumen, toda nuestra infraestructura se asienta en cuatro pilares básicos: tradición, exigencia, calidad y sabor.